¿Cómo reducir el consumo energético al hacer una reforma?

¿Qué tener en cuenta para optimizar una vivienda?

 

Una vivienda optimizada puede reducir considerablemente los consumos de energía. Además si a esta reducción de la factura se le añade la posibilidad de beneficiarse de los planes de subvenciones estatales o autonómicos, estas inversiones pueden compensarse en un plazo de tres a cinco años.

 

Siempre es importante saber cuales son los puntos más importantes que se deben tomar en consideración antes de iniciar una reforma del hogar; estas además supondrán un ahorro de dinero y aportarán confort al cliente por lo que nos puede ayudar como captación de los mismos.

 

Dos puntos clave de una vivienda optimizada para reducir considerablemente los consumos de energía son:

 

1.- Alto grado de aislamiento: Si hay algo fundamental que ayudará a ahorrar a la hora de calentar una vivienda en invierno o conservarla fresca en verano es el aislamiento, no solo en las ventanas, donde se pueden optar por diversas variedades, sino también de los muros de la envolvente de la vivienda, que pueden contar con aislantes más o menos potentes. Entre los beneficios de una vivienda convenientemente aislada destacan que inciden en la salubridad y mejoran de forma considerable el aislamiento acústico. Pero como bien sabes, no todos influyen de la misma manera, por lo que es importante saber cuál conviene mejor para cada caso.

2.- Eliminación de los puentes térmicos: Los puentes térmicos en los edificios, son las zonas en las que se produce una gran pérdida de calor; influyen de este modo en la demanda energética de los espacios interiores. El diseño adecuado de los elementos constructivos que formarán la envolvente térmica de un edificio debe tener presentes todos los elementos que intervienen: puentes térmicos, huecos, cerramientos opacos, entre otros. El exhaustivo análisis de los mismos, resultará fundamental a la hora de reducir el riesgo de condensaciones y las pérdidas de calor o frío hacia el exterior del edificio.

 

¿Qué tener en cuenta para reducir los consumos?

 

Los hábitos de los clientes son muy importantes. No sirve de nada que dispongan de una casa eficiente si no la utilizan correctamente. Trasmitir estos valores es fundamental para que se reconozca el buen trabajo profesional.

 

1.- Control de las infiltraciones: Con una ejecución planificada obtendrás un control de las infiltraciones de aire de forma tal que la vivienda pueda ser calefactada sin pérdidas. Todo esto mediante una ventilación mecánica con recuperación de calor.

2.- Ventilación mecánica con recuperación de calor: Este atempera el aire que toma del interior transfiriéndolo al aire fresco que a su vez toma del exterior. De este modo se ahorra la energía que se gastaría si se tuviese que calentar todo el aire frío. Puesto que el aire recibido ya viene caliente.

3.- Carpinterías de altas prestaciones: Las carpinterías son las zonas más frágiles de la envolvente, por lo que sus secciones deben estar reforzadas con dobles juntas de estanqueidad y vidrios que dependiendo del tipo tendrán un menor o mayor funcionamiento. Aparte de tener en cuenta la carpintería y el vidrio también es importante que se preste especial atención al cierre de la misma. Cuanto más hermético más control de infiltraciones.

4.- Optimización de las ganancias solares y del calor interior: Es imprescindible tener en cuenta el calor interno de la vivienda: las personas, los electrodomésticos, las bombillas… Estos forman parte del balance energético de una casa. De igual modo la protección en verano frente al exceso de la radiación solar es de gran importancia, podemos usar toldos, persianas…

5.- Monitorización energética: Se basa en monitorizar los datos energéticos de la vivienda y estudiarlos para mejorar sus condiciones. Se tienen en cuenta las ganancias y las pérdidas energéticas; así, el cliente, podrá saber que electrodoméstico o aparato gasta más, cómo utilizarlo de mejor manera o qué sustituir.

 

Las ventanas de aerogel evitan la pérdida de calor gracias a la capacidad de proteger la fibra del vidrio (veces): 39

 

Poseen niveles aislantes altamente productivos y de gran rendimiento. Su trasmitancia térmica es inferior a (W/m 2 K): 0,15

 

¿Sabías que las ventanas de aerogel también pueden ser una solución para proponer al cliente? Estas cada vez se utilizan más gracias a sus propiedades aislantes. Las ventanas con aerogel funcionan de la siguiente manera, los gases que conducen la energía térmica son mucho más bajos y por ende aislantes inmejorables. Así se ha procedido a insertar entre la separación de los dos vidrios que conforman la ventana, láminas muy finas que son transparentes y de polímero. Dichas láminas de polímero, que en realidad no son más que láminas de vidrio muy delgadas, reducen la convección del gas.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies