¿Cómo seleccionar un sistema de refrigeración eficiente?

¿Qué debo tener en cuenta para elegir el sistema?

 

El consumo en refrigeración de un hogar medio supone aproximadamente hasta un 10% del consumo energético de la vivienda. Esto conlleva un gasto en la factura eléctrica, ya que la mayoría de equipos de refrigeración son eléctricos.

 

Los sistemas de aire acondicionado usualmente están dimensionados para hacer frente a las demandas más extremas de enfriamiento de los días más cálidos del año. Sin embargo, en condiciones normales, esta máxima capacidad muy pocas veces es necesaria y los sistemas están sobre-capacitados, es por eso que los sistemas de refrigeración suelen presentar problemas de desperdicio energético y costes excesivos en la factura.

 

Es muy importante tener en cuenta el sistema utilizado para conseguir la mayor eficiencia y lograr de este modo reducir el consumo de las viviendas. No todos los sistemas permiten la misma eficacia a la hora de combatir las altas temperaturas.

 

Factores a tener en cuenta para la elección de un sistema eficaz:

– Necesidades de refrigeración: Las necesidades precisas de cada vivienda (orientación, superficie…) y de cada familia (usos de las diferentes estancias…). La zona climática condiciona las necesidades de refrigeración.

 

– Posibles fuentes de energía: Dependiendo de la fuente de energía que se emplean para enfriar el agua hay: eléctricos o gas natural (consumen menos).

 

– Criterios ecológicos: Una alternativa ecológica son los sistemas de “frío solar” que aprovechan el calor del sol para enfriar un entorno. En cuanto a la seguridad, todos los sistemas que requieren almacenar algún tipo de combustible necesitan un mantenimiento más riguroso.

 

El ahorro a obtener al aplicar las medidas dependerá de los siguientes criterios:

– Tipo de edificio/vivienda: Según la ubicación de la vivienda, la orientación, el grado de aislamiento, la forma, ventilación cruzada… configuran la mayor o menor demanda de energía para refrigerar la vivienda.

 

– Las características de los equipos: eficacia, dispositivos que presentan (termostatos, ventiladores…). Renovación de equipos por otros más eficientes…

 

– Los hábitos del usuario: uso que se realice de la refrigeración.

 

Consejos para renovar equipos de refrigeración

Elegir un equipo eficiente es importante y sencillo gracias a la etiqueta energética. Los aparatos de aire acondicionado para producción de frío (reversibles o no) con etiquetado energético de clase A o superior son los más adecuados.

 

Aspectos a tener en cuenta:

1.- Asesoramiento por expertos. El equipo más grande, con mayor potencia y más frigorías no es siempre el más adecuado para todas las viviendas. Hay que tener en cuenta el tamaño del espacio en el que se pondrá, la orientación de la vivienda o las necesidades de la refrigeración. Adquirir un equipo por encima de las necesidades suele suponer un gasto más elevado continuo.

 

2.- Si se puede, disponer de energías renovables, optaremos por una refrigeración que utilice como fuente de energía la energía solar térmica. El aprovechamiento de la energía solar para producir frío puede realizarse de dos maneras: mediante módulos fotovoltaicos que generen la electricidad necesaria para accionar un equipo eléctrico o mediante colectores solares que produzcan directamente energía térmica a baja o media temperatura.

 

3.- Sustituir el aire acondicionado por sistemas evaporativos. Estos son aparatos que hacen pasar una corriente de aire por una bandeja llena de agua. Cuando se evapora, humedece la estancia y la enfría. Bajan la temperatura unos grados y son adecuados para zonas secas. Aunque no alcanzan la misma refrigeración que el a/a, pueden ayudar a refrescar el ambiente en las zonas donde la temperatura no es excesiva. Su consumo es muy bajo.

 

4.- Disponer de regulador de temperatura y de sensores de ambiente con programador de tiempos y temperaturas, de forma que podamos controlar las necesidades de climatización de la vivienda en función de los horarios de ocupación, actividades, temperatura exterior o interior, orientación de cada espacio…

 

5.- Emplear ventiladores, estos pueden conseguir hacernos sentir 4º más frescos gracias al efecto del movimiento del aire. Se pueden usar de techo, suelo, ventana o combinarlos para sacar mayor rendimiento. Hay que elegir los modelos más eficientes y, al utilizarlos, asegurarse que se ponen en la posición “verano”.

 

Al instalar equipos de refrigeración con criterios eficientes se consiguen ahorros en refrigeración de hasta un: 60%

 

Gracias al empleo de ventiladores podemos conseguir una sensación de temperatura inferior en: 4º

 

Es importante tener en cuenta los ahorros que se pueden conseguir gracias a los comportamientos en relación a la refrigeración, entre otros debemos tener en cuenta: la limitación de la demanda mediante pequeños gestos como protecciones solares, hacer un uso correcto de los equipos teniendo en cuenta la temperatura programada, no situarlos en zonas expuestas a fuentes de calor como lámparas… y realizar un correcto mantenimiento de los equipos, además de alargar la vida útil, puede hacerlos más eficientes.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies