¿Por qué son tan resistentes los grifos monomando?

Por norma general, los grifos con accionamiento por palanca tipo monomando están conectados a un mecanismo que es el que activa y regula la salida del agua, también denominado cartucho, de alta calidad y que no requiere mantenimiento. El material utilizado para la fabricación de los cartuchos de tipo cerámico es de gran resistencia y están compuestos por dos discos, que se deslizan de forma suave el uno contra el otro.

 

Hay marcas que aseguran que los cartuchos cerámicos son para toda la vida; otras aconsejan renovarlos cada 25 o 30 años. Incluso el cambio del cartucho resulta una gran ventaja puesto que puede reemplazarse muy fácilmente. Su mecanismo consta de un sistema autónomo que incluye los dos discos cerámicos que van girando, uno encima del otro. En TRES, este sistema es de tipo embrague (tecnología patentada) y ofrece hasta un 40% de más suavidad que los cartuchos estándar. Si seleccionamos la temperatura con el grifo cerrado, los discos no tienen movimiento y no sufren desgaste, por lo que aseguran mayor durabilidad.

 

En caso de necesidad, debe sustituirse el cartucho entero. Al presentar un ensamble integrado en una sola pieza, este tipo de grifo descarta la posibilidad que la fuga pueda estar asociada a arandelas, piezas pequeñas o complicados componentes del sistema de engranaje, como podría ocurrir en otro tipo de griferías. Nos ofrece, por lo tanto, una solución rápida y sencilla: en el caso que el sistema se desgaste debe reemplazarse el cartucho antiguo por uno de nuevo, lo que evita tener que localizar el problema interno y sustituir algunas piezas del sistema. Además, no es necesario desmontar todo el grifo y no se necesitan herramientas especiales para ello.

 

Si en casa tienes un grifo monomando que gotea, ahora ya sabes que el problema se localizará en el interior de la pieza, por lo que deberás desmontarlo y sustituir el cartucho cerámico por uno de nuevo. Antes de cambiarlo recuerda que es necesario cerrar la llave de paso del agua para evitar daños mayores. Si el problema se repite en un breve espacio de tiempo, es que has elegido un modelo de una marca no fiable y desconocida. El grifo podría no cumplir con la normativa de seguridad y tener importantes defectos de diseño, por lo que podría provocar constantes filtraciones de agua. También podría suceder que se produjeran fugas por la acumulación de suciedad, que se hubieran obstruido con depósitos minerales del agua o bien que los discos estuvieran agrietados o dañados. Como ya hemos indicado, debe sustituirse todo el cartucho cerámico.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies