LACATON Y VASSAL: UNA ARQUITECTURA EN FAVOR DE LO EXISTENTE

LACATON Y VASSAL: L´ École Nationale Supérieure d’Architecture et de Paysage de Bordeaux , en la década de los 70 asistió al nacimiento de una arquitectura que deja de lado “el derribo” como forma de comienzo y que se establece con una serie de principios acordes con la realidad social vigente, es lo que se conoce como la arquitectura de Anne Lacaton y Jean Philippe Vassal.

Escribir sobre los recientemente galardonados con el Pritzker 2021 es generar conocimiento alrededor de la sostenibilidad, el trabajo con lo pre-existente y la revisión de sistemas de aumento del confort ligados a la mejora de la vida humana. Desde su primer proyecto, una sencilla casa de paja en Níger, hasta la transformación de las viviendas sociales Grand Parc Bordeaux, estos arquitectos han desarrollado una larga trayectoria profesional donde sus usuarios y la búsqueda de equipar el elemento construido con sistemas eficientes conforma el epicentro de sus proyectos.

 

Para entender su manera de ver la realidad y el entorno desde donde acometen su práctica arquitectónica, es necesario visitar el proceso de la plaza de Léon Aucoc, en Bourdeaux. En ella, dentro de un proceso promovido por el ayuntamiento de la ciudad francesa que tenía por objeto embellecer el espacio público, estudiaron sus condicionantes físicos, urbanos y sociales. Encuentros y diálogos con vecinos, unidos a largas jornadas de observación, dieron lugar a un  proyecto de ejecución poco común en el que su propuesta rompía la burbuja de la época: no hacer absolutamente nada.

Anne Lacaton y Jean Philippe Vassal.

Y a la pregunta de “porque” esa reflexión proyectual, encontraron respuestas gestadas desde el conocimiento: era imposible embellecer la plaza, puesto que contaba con unas condiciones óptimas para el desarrollo de su función. La única propuesta pasó por recomendar un mantenimiento y limpieza más periódico, la cual fue aceptada por el ayuntamiento de la ciudad francesa, generando el resurgimiento de la plaza a través de una belleza que, aparentemente, se encontraba escondida a ojos de sus políticos. Esta manera de entender la arquitectura se recoge en una frase capaz de resumir sus ideas: “nuestro trabajo consiste en resolver limitaciones y problemas y encontrar espacios que puedan crear usos, emociones y sentimientos. Al final de este proceso y de todo este esfuerzo, debe haber ligereza y sencillez.”

 

Pero más allá de este gran proyecto urbano donde Lacaton y Vassal se sienten “como en casa” destacan por la rehabilitación de la arquitectura residencial. Las 530 viviendas sociales Grand Parc Bourdeaux, componen un arduo ejercicio tanto proyectual como de gestión. Una solución que ampliaba las viviendas a través de los llamados “balcones de invierno” a la par que ampliaban los huecos existentes para provocar la entrada de luz, mejorando el comportamiento climático de las viviendas y aumentando su superficie de uso. El fin resultó ser de una economía similar a una rehabilitación conservadora pero con una gran gestión con promotores e instituciones, uno de los principales elementos a sortear para la consecución de su producción arquitectónica.

 

Ambos arquitectos desarrollan paralelamente a su arquitectura, proyectos docentes en diferentes escuelas Europeas como el Instituto Federal Suizo de Tecnología ETH Zurich desde 2017, en el caso de Lacaton o la Universität der Künste Berlin desde 2012, por parte de Vassall. Sus prácticas académicas, les ha llevado a interesarse por proyectos relacionados con la universidad y los entornos de enseñanza pública. Además, han dado vida a  cátedras conjuntamente en países como Francia, Portugal e Italia.

Instituto Federal Suizo de Tecnología ETH Zurich

Su forma de entender la enseñanza y su cercanía a la docencia, han llevado sus pasos a proponer en numerosas ocasiones propuestas de concurso para escuelas como Aarhus, Tourau, Paris Val de Seine o Compiègne, generando los cimientos proyectuales de la que ha sido, hasta ahora, su principal y más popular obra construida dentro de esta tipología: l´École Superiure d´Architecture de Nantes.

 

Por todo ello, su estudio fundado y asentado en París desde el año 1987, ha sido intensamente galardonado desde el año 2009, destacando en el último lustro el Premio Global de Arquitectura Sostenible de la Cité de l’Architecture & du Patrimoine en 2018, junto con el arquitecto Druot, o los EU Mies Awards 2019, a los que se une en la actualidad el prestigioso premio Pritzker 2021.

 

El anuncio de este galardón no podía resultar más oportuno pues, dentro de una época marcada por una profunda crisis sanitaria donde el confort, la eficiencia energética y la salud del espacio que habitamos se encuentra en proceso de cambio y mayor atención por parte de usuarios, instituciones y arquitectos.

 

Es por ello, que la llegada a sus manos de este alto reconocimiento, responde al desarrollo de una formalidad y una volumetría alejada de los grandes iconos, en virtud de la mejora de las condiciones de habitabilidad y bienestar de sus usuarios. En palabras de Anne Lacaton, “Una arquitectura abierta a la vida, no demostrativa, ni imponente, sino familiar, útil y bella, con la capacidad de sostener tranquilamente la vida que tendrá lugar ahí”.

 

 

Autor artículo: Carlos Armenteros arquitecto y director del estudio Carlos Armenteros Arquitectura.



Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y recopilar datos estadísticos. Por favor, lee nuestra Política de Cookies para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y así como poder configurarlas o rechazarlas si así lo considera.    Ver Política de Cookies
Privacidad
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
💬 Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Terrapilar Whatsapp estará atendido en horario de oficina. Si nos dejas un mensaje fuera de horario te responderemos lo antes posible. ¡Gracias!
Powered by