¿Qué debo saber sobre el revestimiento de piscinas (II)?

¿Qué tener en cuenta en el rejuntado para piscinas?

 

Todos los elementos que intervienen en el revestimiento de una piscina: soporte, adhesivo, baldosa y juntas deben estar correctamente ejecutados empleándose los materiales adecuados.

 

Para la colocación de porcelánico se debe usar adhesivo (cemento cola), respetando las instrucciones del fabricante del mismo. Al menos utilizar un adhesivo de tipo C2.

 

Teniendo en cuanta estas premisas vistas en el Consejo Pro 50 vamos a explicar los puntos clave a tener en cuenta sobre el rejuntado.

 

Existen materiales específicos para cada tipo de junta, debiendo atenderse las instrucciones del fabricante de cada producto.

 

– Antes de rejuntar esperar 48 horas sin pisar el pavimento.
– Ejecutar primero las juntas de colocación con pastas impermeables del tipo CG2WA/RG. Las juntas epoxi permiten la limpieza con elementos más agresivos.
– Aplicar el producto con llana de goma, rellenando diagonalmente.
Limpiar las juntas antes de que se endurezcan usando quitacementos. El tiempo de fraguado dependera de las condiciones medioambientales (Temperatura y
humedad) y de las instrucciones del fabricante.
– Realizar por último las juntas de dilatación, rellenando con pastas elásticas impermeables tipo poliuretanos o polisulfuros.
Dejar secar el conjunto al menos 21 días antes de llenar la piscina.

 

Por otro lado también es importante conocer los productos que debemos utilizar para limpiar los diferentes tipos de suciedad incrustada que se pueden dar:

 

Detergente alcalino desengrasante: Grasas, bebidas, comidas, goma de zapatos o neumáticos, tintes, rotulador, etc.
Detergente ácido: Cemento, cal del agua, eflorescencias, rayas metales, óxidos, ennegrecido por los agentes atmosféricos.
Disolventes: Pintadas de grafitis.
Disolventes: Cera de velas, resinas arboles, residuos cinta adhesiva.
Específico juntas epoxi: Restos de juntas epoxicas.

 

Consejos clave para la limpieza final de obra

 

Una obra no acaba cuando se termina de instalar el producto, es fundamental realizar una buena limpieza final de obra y llevar a cabo los siguientes consejos para que la piscina quede en perfectas condiciones para su utilización durante toda la temporada.

 

Después de Ia colocación es fundamental realizar una buena limpieza para eliminar residuos de junta y en general suciedad de Ia obra. La limpieza final de Ia obra se debe realizar cuando el material de rejuntado haya endurecido, pero sin dejar pasar demasiado tiempo para evitar que se adhiera en el pavimento, complicando Ia limpieza.

 

Para esta operación es aconsejable el empleo de un detergente de accion ligeramente ácida que no despida humos tóxicos y respete las juntas, el material y el usuario. Previamente se comprobará que el producto de limpieza no afecta a las juntas ni al material cerámico.

 

También es posible el realizar limpieza mecánica con ayuda de maquinaria específica tipo cepillo rotativo de púas de plástico, no metálicas que puedan dañar el pavimento, o bien con cepillado manual empleando agua caliente.

 

La limpieza con agua a presión ayuda a Ia eliminación de restos de obra difíciles.

 

Por otro lado es fundamental tener en cuenta el mantenimiento y la limpieza diaria:
Para un buen mantenimiento del pavimento se aconseja el empleo de un detergente neutro de alto poder limpiador.

 

En los casos de suciedad orgánica intensa y acumulada en el tiempo, grasas, etc., se aconseja Ia utilización extraordinaria de un detergente alcalino de tipo  desengrasante.

 

Se debe evitar el uso de detergentes que contengan cera o aceites, que puedan potenciar Ia incrustación de Ia suciedad, y reducir el antideslizamiento del pavimento.

 

Es importante cambiar con frecuencia el agua de limpieza para no arrastrar Ia suciedad en suspensión.

 

 

Antes de rejuntar debes esperar sin pisar el pavimento, al menos: 48 h

 

Se debe dejar secar el conjunto antes de llenar la piscina al menos, (días): 21

 

Un aspecto importante a tener en cuenta es emplear productos que tengan en cuenta el tratamiento antibacteriano. Las bacterias son microorganismos que se encuentran y reproducen en nuestro entorno, y en el interior de los seres vivos. El objetivo debe ser obtener un pavimento vítreo con propiedades bactericidas y fungicidas, que no requieran la incidencia de radiación UV y por lo tanto se puedan utilizar tanto en exteriores como interiores, con luz natural, artificial y en plena oscuridad.

 

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies