REHABITAR UNA VIVIENDA A TRAVÉS DEL DETALLE

El concepto de “reforma” acoge múltiples ejercicios y puntos de vista desde los que interpretar una nueva forma de abordar espacios obsoletos o que no son capaces de responder a las necesidades de la sociedad actual. Más que reformar, deberíamos estar hablando de rehabitar una vivienda, establecer novedades en la manera de vivir la arquitectura interior, proporcionando etapas por descubrir para la gran diversidad tipológica del amplísimo patrimonio residencial de nuestras urbes. Escalas de diversa índole,  donde el detalle, un minucioso estudio y una compresión sincera del día a día de sus futuros usuarios, dan como resultado espacios donde apetece estar, resueltos a través de una línea proyectual con discurso argumental.

 

Como muestra de estas formas de responder a una arquitectura interior de calidad, bajo estas líneas acogemos grandes intervenciones sobre lo existente, alejadas del excesivo ornamento como forma de enmascarar carencias proyectuales y, lo más importante, sin encorsetar la cambiante forma de vida del ser humano mediante la consecución de espacios vivibles, adaptables y flexibles.

LA MATERIALIDAD AL DESCUBIERTO

Lisboa, la capital de un Portugal que ha visto el desarrollo de una forma de hacer arquitectura ensalzada por figuras como Álvaro Siza y Fernando Távora, se encuentra en un continuo movimiento sin perder su esencia, en las figuras de cada uno de los arquitectos emergentes que proyectan los interiores de sus intimistas fachadas.

 

Fala Atelier es una oficina de arquitectura con base en Lisboa que responde a las premisas de la escuela portuguesa pero a través de intervenciones más contemporáneas en cada una de sus reformas. La calidez de sus espacios pasa por establecer un equilibrio entre la pureza del blanco, la potencia material a través de pavimentos veteados con cromatismos neutros y un toque de color actual a través de su gran trabajo compositivo. Una materialidad al descubierto a través de la  sinceridad de espacios abiertos a los cambios y con la madera, el hormigón y los materiales cerámicos como grandes aliados.

Proyecto:La Ximena Arquitectos: Crü studio Fotógrafo: Adriá Goulá

DESVESTIR PARA VOLVER A VESTIR

En una línea de trabajo mediante un interesante diálogo con lo existente, aparece CRÜ estudio. El punto de partida de todos sus proyectos consiste en un “desvestir previo de los apartamentos sitos en castizos barrios barceloneses. Revoltones cerámicos, vigas de madera, fábricas de ladrillo tejar o pavimentos hidráulicos originales, son algunas de las reliquias materiales que se desnudan tras paredes, falsos techos y capas superpuestas en pavimentos.

 

Una vez finalizada esta fase da por comenzado el desarrollo del “traje a medida”, donde volver a vestir una belleza escondida. La premisa a seguir es el motor principal de todos sus proyectos: trabajar lo previo con una incorporación permeable de materiales que no compitan con ello, sino que ensalcen y acompañen ese estado. Es por ello, que en cada una de sus reformas de acupuntura residencial, el laborioso trabajo de las tonalidades y texturas es fundamental para el desarrollo de propuestas finales acordes a la realidad de un interiorismo cargado de historias fundidas entre sus paredes.

REFORMAR A TRAVÉS DE UN ÚNICO ELEMENTO

Dos espacios desconectados, a alturas diferenciadas que, con gestos sencillos y precios mediante la reutilización de elementos provenientes de la obra y la incorporación de un elemento fundamental, resuelven con destreza un programa para recuperar un espacio para sus nuevos propietarios. María Grifo y María Donnini, dos jóvenes arquitectas que conforman piano piano studio, proponen una delicada intervención parcial con el sugerente nombre de “la excusa para tomar el té”. La solución a estos espacios pasaba por comprender como reconectar estancias y una profunda reflexión que elevo sus pensamientos hasta una respuesta que siempre había estado ahí, en la escalera, “el elemento conectivo más elemental de la arquitectura”.

 

El minucioso trabajo del herrero y la destreza proyectual de sus diseñadoras, hacen de esta conexión vertical tradicional, el centro de la intervención. Una escalera que da sentido a un espacio interior adecuado a través de un elemento que, lejos de acoger el gran protagonismo que delata su importancia en el proyecto, se establece con una ligereza y armonía de aquello que se ha “pensado a mano”. Fruto de ello es la incorporación de una concatenación de oficios artesanos que dan como resultado un lugar especial idóneo para disfrutar de un té en buena compañía.

Proyecto: La excusa de tomar el té Arquitectos: Piano piano studio Fotógrafo: Milena Villalba

Tres formas de entender y abordar una transformación pensada de espacios obsoletos pero con una misma línea proyectual, entender y respetar el punto de partida y un minucioso trabajo de recuperación de sus materialidades.  Tres mentalidades con un tratamiento singular e identitario aportadas a cada solución, donde el “rehabitar una vivienda” se encuentra escrito a pluma en cada uno de estas grandes intervenciones proyectuales y, en consecuencia, grandes arquitecturas.

 

 

Autor artículo: Carlos Armenteros arquitecto y director del estudio Carlos Armenteros Arquitectura.



Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y recopilar datos estadísticos. Por favor, lee nuestra Política de Cookies para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y así como poder configurarlas o rechazarlas si así lo considera.    Ver Política de Cookies
Privacidad
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
💬 Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Terrapilar Whatsapp estará atendido en horario de oficina. Si nos dejas un mensaje fuera de horario te responderemos lo antes posible. ¡Gracias!
Powered by