5 Reglas para una correcta instalación de aplacados cerámicos

Aplacado de Fachadas: materiales y adhesivos

 

Los materiales cerámicos son una de las mejores opciones para revestir fachadas, tanto de viviendas unifamiliares como edificios. Hoy en día existe una gran variedad de formatos, que nos permiten instalar desde piezas de 10×10 cm, hasta grandes formatos como 60×120 o incluso 3×1 m, gracias a las nuevas láminas porcelánicas de bajo espesor y gran formato, como Coverlam y Techlam, que evitan al mínimo el número de juntas en la fachada.

 

Hay que especificar claramente, que el único tipo de material cerámico que se puede emplear en el aplacado de fachadas, es el gres porcelánico, debido fundamentalmente a que presenta una resistencia total a la helada, y soporta de manera inalterable, el paso del tiempo y la acción de los agentes atmosféricos.

 

La instalación de este tipo de materiales en fachadas, siempre ha sido motivo de numerosas consultas y dudas, por parte de los prescriptores, direcciones facultativas y en general, de cualquier profesional que deba llevar a cabo este tipo de trabajos, acerca de los materiales necesarios para una correcta instalación.

 

La publicación de la norma UNE – EN 138002:2017 “Reglas generales para la ejecución de revestimientos con baldosas cerámicas por adherencia”, ha servido para resolver muchas de estas cuestiones, y para clarificar los materiales necesarios para una correcta instalación de los aplacados cerámicos.

 

En líneas generales, la norma indica los principales parámetros que se deben cumplir:

 

  1. Se debe disponer de un soporte estable y sin fisuras, con buena planimetría, empleando para el enfoscado, morteros Tipo CSIII o CSIV con la característica adicional W1 o W2, según UNE EN 998 – 1.

 

  1. Emplear baldosas con resistencia a la helada, del tipo AIa o BIa, es decir, gres porcelánico.

 

  1. Para la colocación se utilizarán cementos cola del tipo C2 S1 o C2 S2 en función de los siguientes tipos de soporte:

 

-Revoque en base cal / cemento: tipo C2 S1 para baldosas cuyo lado largo no supere los 60 cm y tipo C2 S2 para baldosas con el lado largo mayor de 60 cm.

 

-Hormigón: tipo C2 S1 para baldosas cuyo lado largo no supere los 30 cm y tipo C2 S2 para baldosas con el lado largo mayor de 30 cm.

 

-Panel a base de cemento o fibrocemento: tipo C2 S1 para baldosas cuyo lado largo no supere los 30 cm y tipo C2 S2 para baldosas con el lado largo mayor de 30 cm.

 

  1. La aplicación del adhesivo se debe hacer siempre empleando la técnica del doble encolado, para asegurar una capa de adhesivo homogénea, continua y un adecuado macizado del reverso de la baldosa.

 

  1. En el caso de que se instalen baldosas con un lado largo superior a 30 cm, el proyectista debe evaluar por seguridad, la necesidad de anclaje mecánico adicional. Para ello debe tener en cuenta, las condiciones de exposición ambiental, la calidad del soporte, así como las juntas de colocación y movimiento.

Si deseas ampliar la información sobre este tema, desde Terrapilar te proporcionaremos la información adecuada para una correcta instalación de aplacados cerámicos. Haz clic  y contacta con nosotros.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies