Cinco factores para la recuperación del mercado de láminas impermeabilizantes

La demanda nacional, con una caída acumulada del 70% en la última década, se prepara para crecer en 2017

El túnel en el que se encontraba el mercado español de láminas impermeabilizantes ha durado toda una década. En este largo periodo de tiempo el mercado nacional ha caído un 70%, con unas ventas de 105 M€ en 2016 y un consumo de unos 50 Mm2 de láminas impermeabilizantes.

 

Para este 2017, la demanda nacional parece haber tocado fondo y se prepara para experimentar un crecimiento del orden del 2 ó 5%, según el último informe sobre este sector elaborado por Alimarket Construcción . El informe recoge los datos económicos y de producción de la veintena de empresas que operan en este mercado que aborda su recuperación.Cinco factores explican este crecimiento.

 

-Ajustes y eficiencia. El sector de láminas impermeabilizantes lleva una década ajustándose a la actual demanda. Se han cerrado algunas plantas, otras han cambiado de dueño, algunas multinacionales han abandonado el país y más de una docena de empresas han echado el cierre. Las plantas existentes, poco más de una veintena -detalladas en el informe- siguen sin funcionar al máximo de su capacidad y por consiguiente el empleo en el sector también ha sufrido. Si en la película ‘Los Inmortales’ sólo podía quedar uno, en el sector de láminas impermeabilizantes ahora sólo operan una veintena de empresas, con Danosa a la cabeza, que logra una cuota de mercado cercana al 19%.

 

-Aumento del gasto privado. Al igual que en el resto de sectores dependientes de la construcción, la llegada de fondos extranjeros que están apostando por relanzar el sector residencial y terciario, con nuevas promociones y nuevos centros comerciales y logísticos, ha revitalizado la demanda. Tampoco hay que olvidar las continuas aperturas de las grandes superficies del bricolaje o de la distribución de gran consumo que le generan jugosos contratos a los fabricantes de láminas. La rehabilitación, al alza, también aporta su granito de arena para esta recuperación.

 

-Leve mejora de la inversión pública. Sin duda el recorte del gasto público en infraestructuras ha dañado durante la última década las ventas de este sector, muy dependiente de este tipo de inversiones. En el último año la tasa interanual de gasto de las diferentes administraciones en obra pública, a pesar del férreo control de la UE, empieza a aumentar ligeramente, por lo que es un dato que hay que tener en cuenta.

 

-Sector exportador. Aunque este aspecto no ha tenido una incidencia directa para que aumente la demanda nacional, ha sido decisivo para la supervivencia de muchas empresas. En una década, las ventas internacionales de láminas impermeabilizantes fabricadas en España han pasado a representar el 25% en 2006 al 62% en 2016, con un incremento próximo al 13% en el último ejercicio. Empresas como Renolit exportan el 90% de su producción.

 

-Productos más accesibles. Por último, los fabricantes han ido adaptando sus productos a la nueva demanda. Aunque se trata de un sector con poco margen de maniobra por las características de estos productos, el objetivo pasa por la simplificación de su puesta en obra, reduciendo tiempos y haciendo más sencillo su aplicación para tratar de no perder cuota de mercado frente, por ejemplo, a la impermeabilización líquida. Algunas empresas han lanzado ya kits de fácil aplicación destinados a pequeños profesionales de la construcción o consumidores de bricolaje.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies